Soldar en frío

Se denomina soldadura en frío al fenómeno de poder unir principalmente piezas a mecanizar metálicas del mismo material a temperatura ambiente de tal manera que la unión sea muy similar a la soldadura "normal", de ahí proviene también el término.

Este fenómeno se descubrió en la década de 1940.

Las uniones de soldadura por presión en frío se hace a alta presión y, al contrario que con otros métodos de soldar, por debajo de la temperatura de recristalización de las piezas individuales. Ambas piezas permanecen en estado sólido pero se necesita una deformación plástica con un estrecho acercamiento de las superficies de contacto. Con el intenso contacto de ambas superficies de las piezas a mecanizar se obtiene una unión estable.

Para obtener una buena unión se necesitan materiales con suficiente conformabilidad en frío (por ejemplo: cobre y aluminio entre sí y recíprocamente).

En casos individuales, una conexión también es apropiada para la conducción permanente de corriente eléctrica. Para ello es conveniente su desengrasado previo y desgarrar la capa de óxido de la superficie.

Lea más detalles...

Escríbanos
Estamos aquí a su disposición.

Damos gran importancia a la proximidad al cliente. Si tiene usted alguna pregunta o algún deseo escríbanos sencillamente utilizando nuestro formulario de contacto.

¡Muchas gracias!

¡Sus datos se han enviado correctamente!
Nos pondremos pronto en contacto con usted.

¡Perdón!

Lamentablemente no hemos podido enviar sus datos.
Por favor, vuelva a cargar la página e inténtelo de nuevo.

Sabine Mallm
Ventas
Español / Inglés
Teléfono: +49 6431 / 96 10 - 57
sales@strecker-limburg.de

Nuestro horario de servicio telefónico:
Lu. - Ju. 07:30 - 16:00 horas
Vi. 07:30 - 15:00 horas

Nuestras representaciones internacionales:
Worldwide Representatives